Finding Light After My Diagnosis: Berenice Aldaco

May 02,2018

My name is Lizeth Berenice Aldaco. I’m 29 years old, and I’m from Navojoa, Sonora, Mexico. I was diagnosed two years ago with Pulmonary Arterial Hypertension (PAH). It has been hard to accept this. I’ve asked the doctors and myself a thousand times why I got this disease. I was looking for an answer that would calm me down, but it never came.

Slowly, I realized there is no cure for this disease, but there is something that can be done to improve my quality of life, although I must work for it. During the process of acceptance, I was really scared. I felt helpless, sad, and depressed because my days were numbered. I also was afraid of leaving the love of my life, my son.

Thanks to God and some friends, I found the ARTERIA Foundation, which has been a huge blessing in my life. Through the foundation, I’ve had access to doctors who specialize in Pulmonary Hypertension (PH), who are living angels.

Team PHenomenal Hope Mexico came into my life as well, a team of athletes willing to dedicate their training and give their lungs, hearts, legs, and strength for PH patients like me. They also increase awareness of this disease, as well as raise funds for ARTERIA.

One member of Team PHenomenal Hope dedicated one of her races to me. It was an amazing experience of joy, motivation, and love. I hope one day I can give her the hug I’ve been saving for her, and thank her for letting me borrow her legs, her heart, her lungs ,and her breath.

Without any doubt, these past two years have been challenging, I have good days and bad days. Thankfully, the good days win.

Thanks to the ARTERIA foundation and to Team PH Mexico. God bless you.

Spanish Translation

Mi nombre es Lizeth Berenice Rivas Aldaco tengo 29 años y soy de Navojoa, Sonora, México y tengo dos años con el diagnostico de Hipertensión Arterial pulmonar; ha sido difícil aceptar este diagnóstico una y mil veces me he preguntado y he preguntado a los doctores porque me dio necesitaba una respuesta que me dejara tranquila pero esa respuesta jamás llego, con el pasar de los días de los meses me fui dando cuenta que este diagnóstico no tiene cura pero si se puede tener una buena calidad de vida pero para que esto suceda es nuestra responsabilidad poner de nuestra parte.

Durante el proceso de aceptar lo que me estaba sucediendo tuve mucho miedo me sentí desesperada deprimida triste porque sentía que los días se me estaban yendo porque tenía miedo dejar a lo que más amo mi hijo. Gracias a Dios y a algunas personas me hablaron de fundación Arteria la cual ha sido de gran bendición para mi vida; a través de ellos hoy estoy en manos de expertos los cuales son especialistas en hipertensión pulmonar sin duda son ángeles en esta tierra.

Para mi gran sorpresa llega Team PH Mexico un grupo de atletas que están dispuestos a prestar y entregar su corazón sus pulmones sus piernas sus fuerzas por pacientes que padecemos hipertensión pulmonar y con ello hacer conciencia de dicha enfermedad y además recaudar fondos para que fundación arteria siga de pie y puedan apoyar a quien lo necesite.

Sin duda alguna durante estos dos años he tenido muchas tristezas porque no todos los días han sido buenos pero sin duda cuentan más los días que he sido muy feliz y uno de esos días fue cuando una de las atletas de TeamPHMexico me dedico una de sus carreras aunque no fui yo la que corrió al verla me lleno de emoción de nostalgia de fuerza de motivación sentía tantas cosas que solté en llanto aun guardo ese abrazo que me hubiera encantado darle al haber terminado la cerrera por tan hermoso gesto de amor. Y espero en algún momento poder dárselo y agradecerle por haberme prestados sus piernas su corazón sus pulmones y su aliento.

¡Gracias fundación Arteria, gracias Team PH Mexico! Dios los bendiga.

Story Photos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *